Make your own free website on Tripod.com

1.5 Evolución morfológica de las formas en planta de un río
Hidráulica fluvial. Conceptos generales sobre morfología, dinámica y el transporte de sedimentos en ríos aluviales. Ecuaciones y métodos de uso más extendido para su evaluación y cálculo.


[ir a Índice General]

[ir a Contenido General]

[go to General Index]

[go to General Content]

                                    

 

Atrás ] Siguiente ]

1.5    Evolución morfológica de las formas en planta de un río.

 

En las diversas formaciones fluviales naturales no es nada común encontrar cauces de alineación recta o con formaciones en planta regulares, pero si se presentan frecuentemente dos morfologías fluviales típicas: cauces trenzados y cauces sinuosos.

La primera evolución es la del cauce trenzado o con anastomosis, interconexión de vasos o nervios, un término procedente de la anatomía.  También los cauces trenzados se pueden llamar entrelazados; en el idioma inglés se utiliza el término braided river. 

Este tipo de cauce es muy ancho, compuesto por una multiplicidad de cauces menores entrelazados o trenzados, dejando islas, a superficie o sumergidas, entre si al unirse y separarse.  Son cauces inestables en el sentido en que una avenida puede cambiarlos considerablemente. En este sentido se dicen “divagantes” porque su brazo principal puede encontrarse tan pronto en un lugar como en otro.  Su presencia se asocia a una gran capacidad de transporte sólido, es decir, una corriente muy cargada de sedimentos es propensa a formar un cauce trenzado.  Esto ocurre en cauces de montaña con pendiente pronunciada y sedimento grueso.

La segunda morfología típica es la de un gran cauce sinuoso o con meandros. El cauce es único pero forma curvas.  Se ha observado en laboratorio que una corriente de agua y sedimento que circula sobre un cauce aluvial recto da lugar a meandros a partir de la mínima imperfección de la alineación recta o por causa de una externa accidental. 

La ondulación en planta se acompaña de una asimetría en las secciones transversales, ya que el calado es mayor junto a la orilla cóncava o exterior y menor junto a al orilla convexa o interior.  (Figura No. 14 - Izquierda)

 

Figura No. 14  Evolución de un cauce meandriforme: Morfología, planta y secciones transversales vistas en el sentido de la corriente (izquierda) y evolución (derecha).  O

 

Los meandros presentan una evolución que consiste en una progresión o desplazamiento en dirección aguas abajo y una profundización a costa de las orillas, en dirección perpendicular a la anterior.  (Figura No. 14 - Derecha)

El ritmo de esta evolución de los meandros depende de la resistencia de las orillas a la erosión.  En el caso de los ríos que discurren por planicies aluviales poco resistentes, donde no existe restricción a la “libertad” de esta evolución, los meandros se mueven grandes distancias.  Los meandros irregulares pueden ser señales de orillas resistentes. 

El punto final de la evolución “libre” de un meandro es el encuentro en el “cuello” para formar un atajo y el abandono o corte de los lóbulos.  Puede mencionarse que son particularmente inestables los ríos que se desarrollan sobre conos de deyección, de piedemonte o deltas.  Estas formaciones son planicies aluviales a modo de abanicos, bien sea a la salida de tramos de ríos encajados o bien en la desembocadura en un cuerpo de agua.  Como se da una “indiferencia” o “isotropía” con respecto a al posición del cauce, éste puede experimentar grandes cambios.

 

 


Escuela Colombiana de Ingeniería. Centro de Estudios Hidráulicos y Ambientales.
Si tiene comentarios o inquietudes acerca de este Sitio-Web, por favor enviar un e-mail a:
gregoriomarin@engineer.com